EL JARDÍN, ¿FORMAL O INFORMAL?

Publicado por: Adrian Medina

¿Qué tipo de jardín prefieres? En este artículo te expilcamos las diferencias entre el jardín formal e informal para que sepas cuál encaja mejor contigo.

¿Setos recortados o con poca poda? ¿Parterres o macizos? ¿Borduras naturales o artificiales?

Cuando empiezas a diseñar tu propio jardín, te das cuenta de todas las decisiones que tienes que tomar. Y no siempre es fácil. Sobre todo, porque a veces no tienes claro cómo conseguir que todo el conjunto quede armónico. ¿Te ha pasado alguna vez?

Tener claro el tipo de jardín que buscas es el primer paso para diseñarlo. Por eso, en este artículo queremos hablarte de los dos tipos de jardín principales que existen: El formal y el informal.

¿Quieres saber más? Sigue leyendo.

 

¿Qué es un jardín formal?

Este tipo de jardín es perfecto para los amantes del orden, de las líneas rectas y las formas geométricas. Los que sienten un ligero placer al ver un grupo de setos perfectamente alineados.

El jardín formal es sinónimo de equilibrio. En su diseño se juega con la simetría, los patrones y la proporción. En este tipo de jardines ningún elemento queda oculto detrás de otro.

Cuando hablamos de jardines formales, seguro que piensas en los que rodean grandes palacios como Versalles o la Zarzuela. No vas muy desencaminado, puesto que a este tipo de diseño se lo denomina “jardín francés”.

Pero no te preocupes. Los principios básicos del jardín clásico se pueden adaptar a cualquier espacio.

 

¿Cómo diseñar un jardín formal?

Estas son las características más habituales del jardín francés:

Simetría

La simetría es la base principal. Con ella conseguimos orden, proporción y equilibrio en todo el diseño.

En el jardín clásico, los setos, los parterres y los caminos se diseñan de forma que cada lado del jardín sea un reflejo del otro. A menudo, el eje central de la composición es una fuente o un estanque, según el tamaño del que dispongamos.

Setos

Los setos crean caminos, dividen el jardín en partes y delimitan el espacio. Se podan con cortes rectos para formar figuras geométricas.

Para los setos de un jardín formal, elegiremos especies con un follaje ordenado o que se puedan recortar de manera habitual. Para mantener su aspecto pulcro es necesario un mantenimiento frecuente.

Parterres

Los parterres ofrecen color a la composición, y son un clásico de los grandes jardines europeos. En cada grupo utilizaremos flores de uno o dos colores como mucho. Lo que se busca con estos parterres es la elegancia, no una explosión desordenada de tonos.

A menudos los parterres se delimitan con borduras. Los materiales más utilizados para crearlas son el ladrillo, la madera o la grava. Si queremos unas borduras naturales, optaremos por setos bajos que se puedan recortar fácilmente.

Caminos de grava o piedra

El clásico jardín formal está recorrido por caminos de grava o losa, en los que a menudo encontramos mosaicos o figuras decorativas. Estos caminos están diseñados de forma que respeten la simetría y las líneas rectas del conjunto.

Topiaria

Para los que quieran sentirse como si estuvieran paseando por un auténtico palacio francés. La topiaria es la práctica con la que le damos formas artísticas a las plantas con tijeras de podar: Esferas, corazones, mariposas… Los más atrevidos pueden optar incluso por las figuras de animales.

 

 

¿Qué es un jardín informal?

Si te gusta el desorden de la naturaleza, este tipo de jardín es para ti. El jardín informal nos ofrece una apariencia relajada, un  espacio en el que las plantas crecen a su aire.

Pero no te equivoques: Para crear se caos aparente del jardín informal, hace falta una intensa planificación previa. Los paisajistas eligen cuidadosamente las mejores especies de plantas para crear esa sensación de desorden que nos haga sentir como en mitad de un bosque.

El jardín informal está muy inspirado en las praderas y las casas rurales inglesas. Priman las hierbas ornamentales, los arbustos de follaje irregular y variedades diferentes de flores.

 

 

Cómo diseñar un jardín informal

El jardín a la inglesa ofrece mucha libertad en su diseño. Sin embargo, la mayoría sigue los siguientes criterios:

 

Pradera

Si pensamos en Gran Bretaña, enseguida nos vienen a la mente esas extensiones infinitas de pradera verde mojada por la lluvia. Y eso es lo que queremos en nuestro jardín. Aquí el césped tiene un papel protagonista para crear ese aspecto silvestre.

Sendero

La grava o la losa están también presentes en el jardín informal. Pero aquí, en lugar de los caminos rectos, tenemos uno o dos caminos que llevan desde la puerta hasta la casa. Estos caminos tendrán serán curvilíneos, y a menudo estarán bordeados por grupos de plantas o por el mismo césped.

Macizos de flores

En los macizos florales las flores se despliegan como grupos desordenados. En cada macizo se incluyen multitud de colores para dar la sensación de que han nacido de forma natural.

Con los macizos de un jardín informal, podemos dejar que las plantas libremente, e incluso que invadan el sendero. Y si utilizamos borduras, optaremos por arbustos irregulares que le den un toque salvaje a la composición.

Huerto urbano

En los jardines ingleses de este tipo es muy habitual dedicar una pequeña parte del jardín a sembrar plantas comestibles. A menudo, la separación entre los macizos florales y el huerto se hace con borduras naturales, o simplemente no se marca.

Aspecto rústico

Los muebles de madera le darán el toque final a nuestra composición. Perfectos para crear un pequeño espacio en el que disfrutar del jardín.

Para redondear este aspecto a la inglesa, podemos añadir una cabaña de madera.

 

Para cualquier tipo de jardín, la planificación es clave. No debemos sembrar ni una sola planta sin tener antes una idea de la composición que buscamos.

El primer paso será siempre diseñar un boceto, a ordenador o en papel, para tener una imagen clara del jardín que queremos crear. A continuación, será el momento de escoger las plantas que más se ajusten a nuestra idea. Solo entonces podremos empezar a pensar en los detalles, como las combinaciones de color que queremos crear con las flores.

Para hacerte más fácil todo este proceso previo, en Viveros González contamos con un software de modelado 3D que nos permite enseñarte el aspecto final que tendrá tu jardín. Así, tienes la tranquilidad de que el diseño estará hecho a tu medida.

 

¿Y tú, cuál prefieres? ¿Jardín formal o informal? Cuéntanoslo en los comentarios.

Comentarios

Deje su comentario