PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE LA PODA DE OTOÑO

Publicado por: Adrian Medina

Se acaba el otoño, entramos en la época más fría del año. ¿Tus plantas están preparadas?

Ya te hemos hablado en un artículo anterior de cómo preparar el césped para el invierno. Pero nuestras plantas también necesitan algunos cuidados. Y entre ellos, una de las tareas más importantes es la poda.

En este artículo te contamos la importancia que tiene la poda de otoño y te damos algunas pautas para realizarla.

 

¿Por qué se hace una poda en otoño?

Después del verano, es habitual encontrar ramas muertas o enfermas, hojas y flores secas. El calor y la falta de riego son las razones más habituales.

Las hojas secas no realizan la fotosíntesis, pero le roban energía a la planta.

¿Por qué realizamos la poda en otoño? Porque para resistir el frío, la planta necesita estar en perfectas condiciones de salud.

Al eliminar las partes enfermas, permitimos que la planta concentre sus energías y pase mejor el invierno. De esta manera rebrotará con más fuerza durante la primavera.

 

Pautas para realizar la poda de otoño

El objetivo de la poda de otoño es mejorar la salud de nuestras plantas. Y para lograrlo, hay una serie de pautas que debemos seguir.

  • Antes de la caída de las hojas: Podaremos hacia el final del otoño, pero antes de que las plantas entren en letargo. En el caso de los árboles caducifolios, es importante realizar la poda cuando aún conserven las hojas. Así le daremos a la planta tiempo suficiente para recuperarse.

  • La poda, solo de limpieza: En general, la poda de otoño se realiza para la limpieza y el saneamiento de las plantas. Por ese motivo, nos centraremos en eliminar únicamente las ramas cruzadas o enfermas. Un recorte demasiado agresivo podría debilitar nuestras plantas.

  • Las herramientas, afiladas y desinfectadas: Antes de comenzar la poda, debemos afilar las herramientas que vamos a utilizar. De esta manera realizaremos cortes limpios, que sanarán más rápido.
    Al podar varias plantas diferentes, existe el riesgo de que un espécimen enfermo infecte a las demás. Evítalo desinfectando las herramientas al pasar de una planta a otra.
  • Evita podar después de llover: la humedad del otoño es un caldo de cultivo para la aparición de hongos como el oídio. Si la humedad se filtra en el corte, es probable que nuestras plantas desarrollen enfermedades. Si ha llovido recientemente, pospondremos la poda unos días.

  • Usa pasta cicatrizante: al podar, estamos causándole una herida a la planta. La mejor manera de acelerar su recuperación y evitar la aparición de hongos es usar una pasta cicatrizante.

  

¿Qué herramientas utilizamos en la poda de otoño?

Dependiendo de las plantas que tengas en tu jardín, necesitarás unas herramientas u otras. Estas son las más habituales:

  • Tijeras de poda: Te servirán para los recortes generales (pequeñas ramas, flores secas…). Puedes utilizar las tijeras de una o de dos manos.

  • Pértiga de poda telescópica: También conocidas como tijeras de pértiga, permiten cortar las ramas de los árboles más altas sin recurrir a las escaleras.

  • Serruchos y sierras: Para las ramas más gruesas de árboles y arbustos. Algunos modelos permiten utilizarlas en pértigas para llegar a las ramas altas.

  • Cortasetos: La opción más cómoda para darle forma a los setos.

 

¿Qué plantas se podan en otoño?

Estas son las especies que más se benefician de una poda antes del invierno:

  • Setos, árboles y arbustos de hoja caduca

  • Árboles frutales

  • Plantas anuales

  • Plantas trepadoras

  • Plantas aromáticas que florecen en verano

En todos los casos, nos centraremos en retirar las flores y ramas que le estén robando energía a la planta o que puedan hacerla enfermar.

 

¿Sueles podar las plantas de tu jardín en otoño? Cuéntanoslo en los comentarios.

Comentarios

Deje su comentario