ÁRBOL DE NAVIDAD NATURAL: DESCUBRE TODAS SUS VENTAJAS

Posted By: María José Rojas In: Nuestros consejos Comment: 0 Hit: 2661

Vas a buscas un árbol de Navidad para decorar tu hogar y te asaltan las dudas: ¿lo compro natural o artificial?

Vas a buscas un árbol de Navidad para decorar tu hogar y te asaltan las dudas: ¿lo compro natural o artificial?

Cada uno tiene sus propias ventajas:

El natural tiene un aspecto y un tacto más agradables. El artificial no hay que regarlo.

Uno es más respetuoso con el medioambiente. El otro se puede guardar en cualquier sitio.

¿Con cuál te quedas?

En Viveros González lo tenemos claro: el árbol, siempre natural. Y es que tener un árbol de Navidad natural en casa tiene muchos beneficios.

¿Quieres saber cuáles son? En este artículo te los contamos todos y respondemos a las preguntas más habituales sobre los árboles navideños naturales.

 

Por qué elegir un árbol de Navidad natural

 

Su aroma navideño

¿Alguna vez has oído a alguien decir “Mi casa huele a Navidad”?

Las especies que se utilizan como árboles de Navidad desprenden un olor característico. Un aroma que muchas personas asocian con las fiestas.

Imagina si es famoso este olor, que existen incluso ambientadores que intentan imitarlo.

¿A qué huele un árbol de Navidad natural? A pino, a abeto. A ese aroma fresco que solo encuentras en medio de un bosque.

El olor viene de la resina que producen las ramas. El de los pinos es el más intenso, pero todas las especies que se emplean como árbol natural desprenden su propio perfume.

 

Purifican el aire

Los árboles de Navidad naturales no solo contribuyen a crear un ambiente más navideño. Además, también limpian el aire.

Cada árbol tarda unos tres años en crecer. Durante ese periodo, está absorbiendo constantemente dióxido de carbono.

El Colegio de Ingenieros Forestales, uno de los organismos más importantes de España en lo referente al cuidado de los bosques, nos lo recuerda: el árbol de Navidad natural es mucho más respetuoso con el medioambiente y produce menos contaminación que uno artificial.

 

Son más ecológicos

Los árboles artificiales están hechos con resinas derivadas del petróleo. En su fabricación se producen muchos gases contaminantes.

Los árboles naturales, por su parte, absorben dióxido de carbono mientras se están desarrollando.

De media, para compensar la contaminación que produce un árbol de Navidad artificial deberíamos usarlo durante unos 12 o 15 años.

Además, los árboles artificiales son más difíciles de reciclar. Para su gestión debes llevarlo a un punto limpio.

Con los árboles naturales podemos hacer compost y reutilizarlos como abono, o emplearlo como alimento para los animales.

 

A estas alturas, ya sabes que un árbol de Navidad natural es mucho más sostenible y crean un ambiente más agradable que uno artificial. Pero tal vez aún tengas dudas.

Si lo necesitas, estas son las preguntas que más nos hacen quienes están pensando en adquirir un árbol natural.

 

¿Cuánto cuesta un árbol de Navidad natural?

El precio de un árbol natural y el de uno artificial es bastante similar. Incluso, los árboles artificiales más realistas pueden costar cuatro o cinco veces más que un abeto o un pino en maceta.

 

¿Qué hago con el árbol después de Navidad?

Una vez terminadas las fiestas, si has comprado un árbol sin raíces, puedes hacer varias cosas con él:

-Reciclarlo como compost: Al ser materia natural, el árbol puede tener una segunda vida como abono para otras plantas. Para hacerlo necesitarás un compostador propio en casa (si sueles trabajar en tu jardín, te lo recomendamos).

-Llevarlo a un punto limpio: En caso de que no tengas forma de tratarlo, llévalo al punto limpio de tu ciudad. Desde allí lo llevarán a la planta de compostaje más cercana, donde servirá para hacer abono.

Incluso, hay ayuntamientos que ofrecen un servicio de recogida de árboles, para que no tengas que desplazarte. De este modo se aseguran de que todos los árboles se reciclan adecuadamente.

En las oficinas municipales te informarán de si tu ayuntamiento ofrece este servicio.

 

En caso de que hayas optado por un árbol con raíces, debes tener claro dónde lo plantarás cuando acabe la Navidad.

Por lo general, tendrás que trasplantarlo a una maceta más grande o al jardín. Aquí podrá seguir viviendo durante muchos años.

En caso de que, al trasplantarlo, esté seco, riégalo de forma frecuente hasta que se recupere.

Si no tienes manera de cuidarlo, algunos organismos y ayuntamientos ofrecen un servicio de recogida para trasplantarlo en zonas de cultivo especiales.

Lo que nunca debes hacer es plantarlo tú mismo en el monte. Sin los conocimientos necesarios, es muy poco probable que el árbol sobreviva.

 

¿El árbol de Navidad necesita muchos cuidados?

Dependerá de la especie, pero en general todos los árboles de Navidad naturales son fáciles de mantener.

Mientras esté en casa, colócalo siempre lejos del radiador. Las corrientes de aire caliente harán que sus ramas se sequen.

Si te preocupa que suelte hojas, puedes colocarlo sobre un cuadrado de papel. Al terminar las fiestas, solo tendrás que retirar el papel con todos los restos.

Algunas especies, como el Abies nordmanniana, sueltan menos hojas.

 

¿Dónde compro un árbol de Navidad natural?

A la hora de comprar tu árbol navideño, tienes muchas opciones. La que te recomendamos nosotros es que acudas a un vivero o comercio local. Así evitas las emisiones derivadas del transporte del árbol.

¿Y tú? ¿Sueles comprar árboles de Navidad naturales? Cuéntanoslo en los comentarios.

Comments

Leave your comment