PLANTAS DE INTERIOR. MINI GUÍA.

Publicado por: María González

Plantas de interior. Mini guíaLas plantas de interior son elementos decorativos de primer orden. Sin embargo, hay veces que por desconocimiento nos desanimamos al no conseguir que nuestras plantas prosperen.

Plantas de interior. Mini guía

planta1.jpg

Las plantas de interior son elementos decorativos de primer orden. Sin embargo, hay veces que por desconocimiento nos desanimamos al no conseguir que nuestras plantas prosperen.

A la hora de elegir plantas de interior es importante tener en cuenta algunos conocimientos básicos como los que a continuación detallamos en esta mini-guía.

 

De dónde es originaria.

Así sabremos mejor en qué lugar de la casa situarla.
Normalmente los tipos de clima de donde proceden las plantas de interior son el tropical, el desértico y el mediterráneo.

 

La temperatura

La mayoría de las plantas de interior prefieren un ambiente cálido, adecuando al mismo tiempo humedad y riego.
Si la temperatura es muy alta y la luz es escasa la planta crecerá de manera desproporcionada.
Si la temperatura es baja no crecerá lo suficiente.
Lo mejor es una temperatura constante sin cambios bruscos.
Por otro lado, una temperatura más baja durante el invierno, aunque no crezcan, les beneficia, ya que necesitan  periodos de descanso para que vuelvan a estar fuertes y crecer con más vigor durante la primavera.

 

La humedad

¿ Por qué necesitan humedad? Porque así evitaremos en gran medida que los bordes de las plantas se vuelvan marrones. A mayor temperatura mayor grado de humedad necesitan. Para ello podemos rociar las plantas con un pulverizador, a ser posible con agua de lluvia, evitando mojar las flores; también podemos poner una bandeja con agua y guijarros y colocar la maceta sobre los mismos.

 

 

El riego

Siempre hay que tener en cuenta la temperatura, a mayor temperatura más veces regaremos.
En todo caso y por determinar unas pautas, podemos decir que regaremos un par de veces a la semana durante la época estival, y una vez a la semana en invierno, en el caso de las suculentas incluso menos. Pero nos abstendremos en caso de que el sustrato siga húmedo.

 

¿Cómo regamos?

Lo importante es que el sustrato ha de actuar como si de una esponja se tratase.  Debe de absorber  todo  el agua que pueda, para ello regaremos poco a poco con una regadera para que el agua vaya penetrando lentamente y el sustrato se vaya hidratando.  También podemos poner la planta de interior en una vasija o contenedor que cubra la maceta hasta un tercio de la misma aproximadamente y dejaremos que las raíces vayan absorbiendo el líquido, luego la sacaremos y la dejaremos drenar para después volver a colocarla en su sitio.

 

Luz

Para que una planta crezca adecuadamente necesita una luz, y ésta será la que se encuentre en una zona de no más de 2.00 metros de una ventana.
Aunque hay alguna que otra planta que puede soportar un poco menos de luz, como la “aspidistra”.
Cuidado si la ponemos demasiado pegada a un cristal, ya que le puede dar el sol directo, lo que sería totalmente perjudicial ya que podrían quemarse sus hojas.

 

El fertilizante

Hoy día existe en el mercado una amplia variedad de productos específicos para las plantas de interior, los cuales van a aportarles los nutrientes necesarios que debemos de proporcionar a nuestras plantas para que prosperen y se desarrollen con vigor.
Debemos  seguir las instrucciones de cada fabricante, ya que un exceso de fertilizante también sería perjudicial, un síntoma de ello, si no ha estado expuesta a corrientes de aire, es las hojas parecerán quemadas por los bordes.
La época para aplicar el abono es normalmente durante el periodo de primavera y otoño, cuando no hace ni mucho calor ni mucho frío.

Plagas y enfermedades

Cuanto más fuerte y vigorosa nuestra planta de interior, menos posibilidades de que sea atacada por plagas o enfermedades. Así que tendremos que tener muy en cuenta las necesidades de cada una de ellas. No obstante, y en caso de que aparecieran, existe una amplia variedad de productos específicos para el control de las mismas. Unos trucos son limpiar las hojas con agua jabonosa y una bayeta suave con cierta frecuencia y controlar los riegos, ya que un exceso de agua provocaría la aparición de hongos.
Cuando el ambiente está demasiado seco y la temperatura es alta es probable que aparezca araña roja, en cuyo caso aumentaremos la humedad en el ambiente, y si la refrescamos con la ducha mucho mejor.
En el caso de que no haya una buena ventilación y no se proporcione luz, limpieza, fertilizantes y riegos adecuados, es probable que aparezca algún tipo de cochinilla, como la algodonosa, o la que  que cubren las hojas y tallos de manera que cuando las tocamos parecen como pequeñas escamas. Con agua y jabón se desprenderán gran parte de ellas, y si cada semana somos constantes las mantendremos a raya. En el caso de que persistan un buen insecticida nos ayudará a erradicar las temidas plagas.

Hemos de evitar a toda costa los cambios bruscos de temperatura, las corrientes de aire, aires acondicionados, ventiladores y calefacciones.

Trasplante

Si observamos que las raíces de nuestra planta están ocupando todo el espacio de la maceta, es el momento de trasplantar a una de mayor tamaño, al menos 2.5cms más grande.
Una vez elegida la maceta añadimos una capa de material de drenaje como la arlita, o grava y  substrato universal, colocamos la planta en el nuevo tiesto, regamos y listo. También podemos colocar geotextil - una membrana que permite el paso del agua - para separar el material de drenaje del substrato.

En caso de no querer cambiarla de tiesto, recortaremos un poquito las raíces y añadiremos igualmente nuevo substrato.

planta2.jpgplanta3.jpgplanta4.jpg 

 

 

Fotos de Pinterest :https://www.pinterest.es/pin/606508274792180105/

Fuentes consultadas además de nuestra experiencia con estas plantas:

"Qué planta de interior en qué lugar" de Rou Lancaster y Matthew Biggs - Editorial Blume-
"Plantas sanas - problemas y soluciones" de Andrew Bicknell y George Seddon - Círculo de Lectores
"Decorar con plantas" de John Brookes - Ediciones Temas de Hoy

Comentarios

Deje su comentario