Jardín mediterráneo: consejos para hacerlo y cuáles son las mejores plantas

Publicado por: Adrian Medina

Hay que regarlo poco, es respetuoso con el medioambiente y apenas necesita mantenimiento.

Para nosotros, son muchas las ventajas del típico jardín mediterráneo.

Pero sabemos que crear el tuyo propio puede ser todo un reto si no tienes mucha experiencia en la jardinería. Porque no siempre resulta sencillo saber cuáles son las especies más adecuadas para este clima. 

Si tú también tienes dudas, toma nota, porque en este artículo vamos a contarte cuáles son las plantas que puedes tener en un jardín mediterráneo. 

¿Listo? Vamos a ello. 

¿Qué características tienen las plantas de un jardín mediterráneo?

La variedad de especies que puedes encontrar en las zonas de clima mediterraneo es inmensa. 

En este post vamos a ver algunas de las especies más populares. Pero además de eso, queremos que tengas claro cuáles son las características de las plantas mediterráneas, para que puedas escoger las que más te gusten fuera de esta lista y hacer así un jardín a tu gusto:

En general, estas especies tienen en común tres puntos: 

  1. Bajo consumo hídrico: las plantas costeras están habituadas a soportar un clima seco, con precipitaciones muy escasas a lo largo del año. Por eso son una opción perfecta para ahorrar agua. 
  2. Resistentes al calor: mucho ojo con esto. Un error común es intentar traer a nuestro clima plantas propias de norte de Europa. Pero este tipo de especies no suelen adaptarse bien a la sequía y a las altas temperaturas propias del litoral mediterráneo. En el caso de las tropicales hay varias especies que funcionan bien, pero algunas de ellas necesitarán riegos casi diarios.
  3. Muy coloridos: si de verdad quieres replicar toda la esencia de un jardín mediterráneo en tu hogar, necesitas darle color. Los jardines costeros se caracterizan por un intenso despliegue de colores y aromas, sobre todo cuando empiezan a subir las temperaturas y las plantas empiezan a florecer. 

La mayoría de las plantas mediterráneas son aptas para jardines en el interior de España, siempre que durante el invierno no estén expuestas a temperaturas muy por debajo de los 0 grados. 

25 plantas para crear un jardín mediterráneo

Ahora vamos a mostrarte algunas de las especies de plantas que más se suelen ver en un jardín mediterráneo. 

Para que te sea más sencillo elegirlas, las hemos dividido en cinco categorías:

  • Árboles.
  • Arbustos.
  • Plantas con flor.
  • Plantas aromáticas.
  • Trepadoras.

Vamos a verlas.

1. Árboles para un jardín mediterráneo

No todas las plantas que hay en un jardín mediterráneo son capaces de aguantar la exposición directa al sol. 

Por eso es tan importante contar con árboles que creen zonas de sombra en el jardín. 

Estos son algunos de los más habituales: 

  • Olea europea (olivo): quizá el árbol perenne más icónico de los montes mediterráneos. De tronco verde grisáceo cuando es joven, a medida que pasan los años se oscurece y se vuelve nudoso. Se trata de un árbol muy robusto, que durante la primavera se cubre de florecillas blancas. En torno a junio, las flores pierden sus pétalos y comienzan a formarse los frutos.
  • Cupressus sempervirens (ciprés): la especie de ciprés típica de los jardines mediterráneos, y una de las pocas coníferas que ha sido capaz de adaptarse a este clima. Crece rápido durante sus primeros años de vida y soporta podas frecuentes.
  • Punica granatum (granado): un frutal de hoja caduca que alcanza los 6 metros de altura. Sus frutos aparecen entre el otoño y el invierno.
  • Ficus carica (higuera): de tamaño similar al granado, los frutos de la higuera se desarrollan durante todo el verano.
  • Prunus pisardii (cerezo rojo): un bellísimo árbol ornamental de hoja caduca. Durante el otoño sus hojas se vuelven entre rojas y púrpuras.

Las especies ornamentales, como el Prunus Pisardii, pueden necesitar hasta uno o dos riegos a la semana durante verano, mientras que otras especies como el olivo son capaces de tolerar largas sequías.

Si además quieres tener pinceladas de un jardín tropical, también puedes sembrar palmeras. 

2. Arbustos para un jardín mediterráneo

Entre las plantas de los jardines mediterráneos no suelen faltar los arbustos.

Lo más habitual es utilizarlos para formar setos, o bien como borduras naturales alrededor de los parterres (si tienes dudas sobre cómo plantar los setos de tu jardín, te recomendamos que le eches un vistazo a esta guía). 

Algunas especies frecuentes son: 

  • Nerium oleander (adelfa): muy utilizada para hacer setos en flor. La adelfa crece hasta formar masas vegetales de altura media, y durante el verano despliega sus flores rosas. Pero estas flores son venenosas si se ingieren y pueden irritar la piel, así que es conveniente situarla en la zona exterior del jardín. 
  • Eunymous japonicus (evónimo): un arbusto de fácil cultivo y que requiere poco mantenimiento. Soporta podas frecuentes y se adapta bien al clima marítimo y al viento. Crece en forma de paredes densas, por lo que se emplea a menudo como seto pantalla. 
  • Laurus nobilis (laurel): un matojo clásico del monte mediterráneo. Se trata de un arbusto perenne de porte bajo, empleado a menudo en borduras. Sus hojas desprenden un suave aroma.
  • Thuja occidentales (tuya): una conífera propia de los climas templados. Se puede podar para darle forma.
  • Pittosporum tobira (pitosporo): también conocido como Azahar de la China. Un arbusto de poca altura muy utilizado para formar setos bajos. Soporta bien el viento y la contaminación ambiental, por lo que es apto para zonas céntricas.

La variedad que escojas dependerá en gran medida de si prefieres tener un jardín de aspecto formal o informal

3. Plantas florales para un jardín mediterráneo

Como te decíamos más arriba, el color es un elemento protagonista entre las plantas de los jardines mediterráneos. 

Aquí tienes algunas especies muy interesantes:

  • Gazania rigens (gazania): de flores blancas, rojas o naranjas. La peculiaridad de esta planta es que sus pétalos se abren con el sol y se cierran al caer la noche.
  • Calendula officinalis (caléndula): una planta anual que durante la primavera y el verano despliega unos bellos pétalos anaranjados.
  • Verbena hybrida (Verbena): el género Verbena se compone de una gran variedad de especies herbáceas, algunas de las cuales crecen erguidas y otras como tapizantes. Despliega unas flores delicadas de colores muy diversos, que oscilan entre el blanco, el rojo, el rosa, el azul y el violeta. Puede vivir hasta 3 o 4 años en climas templados.
  • Tulbaghia violacea (tulbagia): esta planta se adapta muy bien a clima marítimo. Se la emplea a menudo para formar borduras y macizos florales. Soporta los largos periodos de sequía y crece bien en todos los tipos de suelo. 
  • Pelargonium peltatum (gitanilla): la reina indiscutible de los patios andaluces. Esta planta de ramas colgantes desarrolla unas flores con colores muy vivos. Perfecta para tenerla en una maceta colgada de la pared. 
  • Euryops pectinatus (margarita amarilla): la margarita amarilla es una flor muy interesante para jardines mediterráneos. Soporta la sequía y los pétalos de sus flores tienen un color muy intenso. En dos años alcanza su altura máxima. 

En los jardines de la costa es habitual utilizar estas flores en macetas, adornando las ventanas y los balcones, o bien formando macizos de diversos colores. 

4. Plantas aromáticas para un jardín mediterráneo

Muchas de las plantas aromáticas que utilizas a diario en tu cocina provienen de la costa mediterránea.

Por ejemplo:

  • Rosmarinus officinalis (romero): utilizada desde la antigüedad por sus propiedades culinarias y medicinales. Es un arbusto leñoso y perenne que soporta bien la sequía. 
  • Lavandula sp (lavanda): todas las especies de lavanda son aptas para un jardín mediterráneo. Durante la primavera y el verano podrás disfrutar de su característico aroma que, además, ahuyenta a los mosquitos.
  • Petroselinum crispum (perejil): a nivel alimenticio, el perejil es una de las plantas culinarias más completas que puedes tener en tu jardín. Rico en vitamina C, es bueno para los huesos y para el riñón. Respecto a su valor ornamental, a principios de la primavera se recubre de unas inflorescencias blancas en forma de paraguas muy decorativas. 
  • Salvia officinalis (salvia): la salvia puede vivir tanto a nivel del mar como en zonas altas. Es una planta perenne con bellas flores moradas en forma de campana. 
  • Thymus vulgaris (tomillo): esta planta, también muy típica en las cocinas, despliega unas pequeñas flores blancas durante la primavera. En esta época llenará tu jardín con su inconfundible olor. 

Ahora vamos a ver las trepadoras. 

5. Trepadoras para un jardín mediterráneo

En los jardines mediterráneos, las plantas trepadoras suelen crecer sobre las pérgolas o adosadas a los muros de las casas. 

Estas son cinco de las opciones más populares: 

  • Bounganvillea (Buganvilla): la buganvilla se hace notar en verano. Es entonces cuando despliega sus coloridas flores rosas. Aunque en realidad no se trata de las flores propiamente dichas, sino de brácteas. Está bien adaptada tanto al verano como al invierno mediterráneos.
  • Jasminus offiicinale (jazmín): el aroma del jazmín es inconfundible. Lo notarás con más fuerza en los días de mucho sol, así que procura situarla en un lugar donde reciba bastantes horas de luz diurna. Es una planta con unas necesidades hídricas un poco superiores a las del resto, que durante el verano te pedirá que la riegues cada dos días más o menos. 
  • Bignonia capreolata (bignonia trepadora): una planta trepadora de follaje denso, con unas flores muy llamativas en forma de trompeta. Esta planta, tan típica de los jardines mediterráneos, es una apuesta segura para cualquier pérgola o pared.
  • Plumbago capensis (plumbago): aunque se trata de un arbusto, esta planta tiene excelentes cualidades como trepadora. Las flores de la variedad capensis son azules, pero también puedes encontrar otras variedades de pétalos blancos. Florece durante casi todo el año.
  • Wisteria (glicinia): las flores de la glicinia caen en bellísimas cascadas rosas o violetas. Aunque tarda unos años en florecer tras plantarla, te aseguramos que la espera vale la pena. Además, su tronco leñoso permite desarrollarla incluso como un pequeño árbol. 

El intenso colorido de estas trepadoras suelen utilizarse en contraste con los muros blancos típicos de las casas mediterráneas. 

¿Preparado para llenar tu jardín mediterráneo de plantas?

Como has podido ver, hay mucho donde elegir si quieres construir tu propio jardín mediterráneo. 

Pero tan importante como elegir las especies adecuadas de plantas, es saber cómo distribuirlas. 

Porque lo fundamental es crear una composición armoniosa, en las que las plantas de sol reciban suficientes horas de luz y las de sombra se mantengan a cobijo bajo otras más grandes.

Si tienes dudas, nosotros podemos ayudarte.

En Viveros González somos especialistas en diseño de jardines, y hemos hecho varios jardines de corte mediterráneo. 

Si quieres que te ayudemos, solo tienes que ponerte en contacto con nosotros y nos pondremos en marcha.

Comentarios

Deje su comentario