Hongos del césped más comunes, cómo evitar que aparezcan y qué hacer para eliminarlos

Posted By: Manuel Gaviño In: Garden Care Comment: 0 Hit: 3364

¿Crees que tu césped puede estar sufriendo el ataque de un hongo? Descubre aquí las especies más comunes, sus síntomas y cómo eliminarlos.

Son una de las enfermedades más comunes que afectan al césped.

Y una que, además, no siempre es fácil detectar.

Los hongos que atacan al césped natural suelen aparecer cuando las temperaturas son altas y hay exceso de humedad. 

El síntoma más común es la aparición de manchas amarillas o marrones en el césped. Marcas que, al principio, se pueden confundir con una falta o exceso de riego, lo que hace que sea más difícil detectar la enfermedad a tiempo.

Por eso, lo mejor que puedes hacer es evitar que aparezcan.

En este post veremos algunas de las causas más comunes que producen la aparición de hongos en el césped, pero también:

  • Las variedades de hongos más comunes.
  • Cómo eliminarlos si se han instalado en tu jardín.

Vamos allá. 

¿Por qué se producen los hongos del césped? 4 aspectos a tener en cuenta para evitarlos

La mejor enfermedad es la que nunca se produce.

Y para saber cómo evitar que nuestro césped se vea afectado por estos dichosos hongos, lo primero es saber por qué se producen.

Estas son las causas más comunes:

  • Exceso de riego: si tu césped está húmedo o encharcado con frecuencia, es más fácil que acaben germinando los hongos. Lo mejor es hacer riegos profundos y espaciados (así además favorecerás que el césped desarrolle raíces profundas y se vuelva más resistente a la sequía).
  • Falta de mantenimiento: el exceso de colchón, un terreno demasiado compactado o la falta de siega periódica son otro de los factores de riesgo.
  • No recoger los restos de siega: estos recortes no solo favorecen la compactación del suelo, sino que al pudrirse también pueden convertirse en un caldo de cultivo para hongos.
  • Exceso de abono: en especial de abono con una alta cantidad de nitrógeno.

Si evitas todos estos errores, es mucho menos probable que los hongos acaben atacando tu jardín.

Pero el riesgo siempre existe.

Por eso lo siguiente que vamos a ver es algunas de las variedades de hongos más habituales. 

Las 6 especies de hongos más comunes que pueden atacar tu césped y cómo detectarlas

Recuerda que en lo que respecta a los hongos, cuanto antes los detectes más rápido podrás actuar y evitar que dañen tu césped.

Así que toma buena nota de estos síntomas.

1. Fusarium de verano (Magnaporthe poae)

Una especie que, como su nombre indica, suele aparecer en verano, favorecido por las altas temperaturas y la humedad. 

Al principio el césped dará la impresión de estar marchito, por lo que es fácil confundir el ataque de este hongo con la falta de agua. 

Sin embargo, debemos estar alerta si notamos que las manchas de sequedad se extienden muy rápido, porque eso será una señal clara del ataque de este hongo.

Afecta sobre todo a las variedades Festuca Arundinacea, la Poa y el Ray Grass

2. Parche de fusarium (Microdochium nivale)

Este hongo de la familia de los fusarium actúa en dos fases.

En la primera ataca solo a las hojas, que se vuelven amarillenta. Se extiende en manchas redondas de entre 5 y 40 centímetros, con un aspecto similar al del césped seco.

En fases avanzadas de la enfermedad las hojas pasan de estar amarillentas a adoptar un color entre blanco y rosado (motivo por el que el hongo que lo provoca, el Microdhochium nivale, también se conoce como “moho rosado”).

Si no se detiene a tiempo, el hongo acaba extendiéndose hasta las raíces y matando la planta.

Suele atacar en épocas frías, como el otoño o el invierno (incluso a principios de primavera). Las variedades de Poa y Lolium son unas de las más afectadas.



3. Antracnosis (Colletotrichum graminicola)

Se da con frecuencia en céspedes que se mantienen húmedos durante mucho tiempo, bien sea por lluvias o por un exceso de riego. También puede favorecer su aparición el exceso de fertilización, así como el suelo compactado (que debilita el césped).

Ataca sobre todo a las variedades de Poa, Lolium y Agrostis.

Este hongo es más fácil de detectar, porque las hojas presentan un color amarillento con unas características manchas negras. 

La enfermedad se extiende por el césped en forma de manchas que pueden alcanzar incluso varios metros de radio.

4. Mal de pie (Dreshslera Poae)

Este hongo siente predilección por las gramíneas.

Suele aparecer a principios de primavera, aunque también puede darse durante el verano o incluso en otoño. 

Se presenta en forma de manchas rojas o marrones con el centro blanquecino. Al igual que ocurría con el parche fusarium, esta enfermedad acaba extendiéndose hasta la raíz y matando la planta.

Los factores que más favorecen su aparición son los cortes de hoja muy a ras y el exceso de nitrógeno en el abono.

5. Roya (Puccinia graminis)

Este hongo afecta a todas las especies de césped. 

Suele aparecer entre primavera y verano, cuando suben las temperaturas. 

Produce manchas amarillas o anaranjadas muy características. Entre los motivos más comunes de su aparición está la falta de riego, pero incluso se pueden llevar las esporas del hongo en los zapatos y traspasarlos al césped con la pisada.

Es una enfermedad muy común, pero por suerte suele ser poco dañina con el césped.

6. Mancha foliar (curvularia)

La curvularia surge cuando el césped permanece húmedo durante mucho tiempo o cuando hay una concentración de nitrógeno elevada.

Además, la falta de luz también puede agravarlo.

Al igual que con otros hongos, el síntoma principal es la aparición de manchas amarillentas que se extienden por la pradera. 

Suele afectar a variedades como Festuca, Bluegrass o Bermuda.

¿Qué puedes hacer si tienes hongos en el césped?

Como has visto, en algunos casos es difícil distinguir si el problema de nuestro césped es por una falta o exceso de riego o si está siendo afectado por un hongo patógeno.

Sin embargo, es importante que en el caso de que veas manchas marrones o amarillas, estés atento para ver si esas manchas se extienden más rápido de lo normal o si el césped empieza a marchitarse, en cuyo caso es posible que tengas a uno de estos indeseables visitantes en tu jardín.

La solución en todos los casos pasa por aplicar un fungicida que erradique la enfermedad sin dañar a la planta.

Algunos hongos requieren tratamientos específicos, pero otros muchos pueden ser tratados con un fungicida sistémico.

Por otro lado, si siegas una zona de césped con hongos recuerda limpiar bien las cuchillas del cortacésped con un fungicida diluido, para así evitar que las esporas del hongo se propaguen al resto de la pradera.

¿Necesitas ayuda con tu césped?

El césped es una de las plantas más sensibles del jardín, y una de las más complicadas de cuidar dada su extensión.

Sin embargo, el esfuerzo merece la pena cuando se trata de disfrutar de una bella pradera. 

SI tienes dudas sobre si las manchas que aparecen en tu jardín son de hongos o si necesitas consejos para cuidar tu césped puedes ponerte en contacto con nosotros.

Estaremos encantados de orientarte en todo lo posible.

Comments

Leave your comment