[Nombres de herramientas de jardinería] Listado de las 9 esenciales para cuidar tu jardín

Posted By: Adrían Medina In: Nuestros consejos Comment: 0 Hit: 4393

¿Verdad que el mejor carpintero del mundo no podría construir ni una simple silla sin sus herramientas?

Pues a los aficionados a la jardinería nos pasa lo mismo.

A la hora de cuidar nuestras plantas, hay muchas tareas para las que necesitamos contar con las herramientas adecuadas.

Herramientas como las que hemos incluido en esta lista.

¿Listo?

Pues vamos a verlas.

9 herramientas de jardinería básicas

Hay muchos tipos de herramientas de jardinería.

Y es que podemos dividirlas según:

  • La tarea para la que están diseñadas.
  • Si son manuales o con motor.

Pero al elaborar esta lista hemos preferido simplificar y centrarnos en las esenciales. 

Esas que tienen que formar parte de tu equipamiento sí o sí, tanto si tienes una terraza con macetas, un jardín pequeño o un terreno enorme con césped.

Coge algo para apuntar, que empezamos.

1. Guantes

Esto es esencial.

A menudo, a las personas que están poco habituadas a llevarlos, los guantes de jardinería les resultan incómodos, porque son muy gruesos y un poco rígidos.

Pero es que tienen que ser así.

La tela de los guantes está pensada para protegerte de:

  • Pinchazos: ¡a ver quién es capaz de podar un rosal sin guantes!.
  • Cortes: con ramas, espinas o incluso con las propias herramientas.
  • Callos y rozaduras: si usas herramientas con mango de madera y no tomas precauciones, al final te acabarán saliendo callos.

Incluso pueden ayudarte a prevenir una infección. ¡Imagina si te haces un corte y te entra tierra o alguna bacteria en él!

Por eso lo mínimo es tener unos guantes bien hechos, de tela gruesa y protectora. 

Aparte de eso, también puedes plantearte comprar un par más ligeros (los típicos guantes de cocina valdrían) para tareas como podar plantas pequeñas y que requieran más tacto, manipular sustrato, etc.

2. Pala de mano

Ya sea que:

  • Necesitas hacer un hoyo en la tierra del jardín para meter un cepellón.
  • Trasplantar una planta.
  • Hacer una mezcla de sustrato.
  • Llenar una maceta de tierra.

En todos estos casos te hará falta una pequeña pala.

Lo habitual es comprar una ancha, que se adapta mejor a diferentes tareas y además te permite coger más cantidad de tierra. Pero en determinados casos es necesario comprar también una con la hoja más estrecha.

>> Aquí puedes comprar tu pala de mano.

3. Tijeras de podar

La mayoría de las plantas agradecen (o incluso necesitan) una buena poda de vez en cuando.

De esta forma les ayudas a crecer más sanas, porque:

  • Retiras los tallos y flores muertos (que le roban energía a la planta).
  • Diriges el crecimiento de la planta y evitas que haya ramas que se crucen y se ahoguen mutuamente.

Mucho ojo.

A la hora de cuidar tus tijeras, es importante que las mantengas siempre afiladas. Si no, las heridas que les hagas a las plantas tardarán más tiempo en cicatrizar y las dejarás expuestas a infecciones.

Además, es fundamental que entre una planta y otra limpies las tijeras con alcohol.

De esta forma, si la primera planta tiene alguna enfermedad, no se la transmitirás a la segunda.

>> Aquí puedes comprar tus tijeras de podar.

4. Azada pequeña

Tener una azada no es imprescindible, pero sí puede ser un buen complemento a la pala.

La azada te sirve para remover más fácilmente la tierra, bien sea para:

  • Hacer un hoyo.
  • Descompactarla y oxigenarla (para que absorba mejor el agua y los nutrientes).
  • Nivelar la tierra.
  • Aportar enmiendas a la tierra.
  • Eliminar plantas invasoras (cuando las raíces llegan muy hondo, arrancarlas a mano es más complicado). 

En el caso de que tengas un huerto, también te será muy útil para realizar los agujeros de plantación.

Por cierto, ya que hemos mencionado las malas hierbas…

>> Aquí puedes comprar tu azada.

5. Gubia

Esta herramienta puede que te suene menos.

Y es que tiene una función muy, muy específica: está diseñada para ayudarte a eliminar las malas hierbas de forma más sencilla.

La gubia se introduce profundamente en la tierra y te ayuda a liberar las raíces para sacarlas con más facilidad.

Si tienes un jardín de pequeño tamaño, puede ser una opción muy interesante (en el caso de que tengas una invasión importante de malas hierbas, lo más sencillo será recurrir a un herbicida).

6. Rastrillo

Muy importante para eliminar las hojas secas que caen durante el otoño.

Recuerda que, si las dejas sobre el jardín, pueden acabar apelmazándose por la lluvia y formando una capa orgánica perfecta para la aparición de hongos.

Por eso siempre es bueno tener un rastrillo a mano para retirarlas en cuanto veas que empiezan a acumularse.

Además, también te servirá para eliminar los restos de poda. 

7. Regadera

Esta ni siquiera necesita presentación.

Una regadera es un utensilio perfecto para regar las macetas que tenemos en la terraza o dentro de casa.

Una normal de plástico te puede servir, aunque si esperas que te dure muchos años lo mejor sería optar por una de metal (además puedes usarlas como elemento decorativo). 

>> Aquí puedes comprar tu regadera.

8. Pulverizador

Un pulverizador puede servirte para dos cosas principalmente:

  • Aplicar un tratamiento fitosanitario sobre tus plantas (uno que se aplique en formato líquido, lógicamente).
  • Humedecer aquellas especies que necesitan una humedad ambiental alta. Por ejemplo, las que proceden de climas tropicales. 

Hay de muchos tamaños, pero en la mayoría de los casos un pulverizador pequeño es más que suficiente.

>> Aquí puedes comprar tu pulverizador.

9. Manguera

Imprescindible si tienes un jardín grande o incluso varias plantas que requieran una gran cantidad de agua.

Existen muchos modelos de manguera, pero la que más te convenga dependerá de tus necesidades concretas.

Por ejemplo, si tienes poco espacio en el jardín, puedes optar por comprar una manguera con el tubo en espiral o extensible. O también puedes comprar un soporte para anclarla a la pared, cerca de la toma de agua.

Lo importante es que elijas una hecha con materiales de calidad, para que te dure muchos años.

>> Aquí puedes comprar tu manguera.

¿Ya tienes claro qué herramientas necesitas comprar?

Esperamos que los consejos que te hemos dado en este post te hayan sido útiles.

Recuerda que si tienes cualquier duda, no tienes más que ponerte en contacto con nosotros.

Estaremos encantados de ayudarte a tener unas plantas más sanas y felices.

Comments

Leave your comment